Un año más llega el verano, cada vez va haciendo más calor, cada vez tenemos más ganas de ir a la playa, a la piscina, de terraceo, en definitiva de pasar tiempo al aire libre, lo que supone un aumento de nuestra exposición solar, un factor de riesgo para el cáncer de piel. Por eso, con motivo del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, el próximo 13 de junio, desde Adeje Salud hemos querido hablar de la prevención del cáncer de piel, y de la importancia de su diagnóstico temprano.

Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel: Factores de riesgo

En general, los cáncer de piel se dividen en dos grupos: el melanoma y el no melanoma, pero los factores de riesgo, son los mismos para ambos tipos. Los factores de riesgo hacen que algunos grupos de personas tengan más probabilidad de padecerlo. Esos factores de riesgo son:

  • Personas de piel clara, ojos claros, pelo rubio o pelirrojo, con dificultad para el bronceado y tendencia a quemarse.
  • Al igual que sucede con otros tipos de cáncer, antecedentes personales y familiares de cáncer de piel.
  • Presencia de lunares y manchas en la piel.
  • Personas que durante la infancia y la adolescencia han sufrido insolaciones o quemaduras solares severas, ya que el efecto de la irradiación solar es acumulativa.
  • Profesiones que se se realizan con exposición al sol diaria.

Síntomas y diagnóstico temprano del cáncer de piel

El diagnóstico temprano es fundamental, porque es uno de los cánceres con mejor pronóstico si se descubre en su estado inicial, la supervivencia a los 5 años es casi del 100 %. Con el diagnóstico precoz se puede establecer el tratamiento más adecuado y se evita que se convierta en metástasis. Para la prevención y el diagnóstico es fundamental controlar los lunares y las manchas de la piel, especialmente las personas con alguno de los factores de riesgo ya mencionados. Hay que autoexplorarse periódicamente y si vemos que algún lunar o mancha cambia de color, tamaño y forma, o una herida no termina de curar debemos acudir inmediatamente al dermatólogo.

Para saber qué tenemos que tener en cuenta a la hora de revisar nuestros lunares y nuestras manchas hay una regla mnemotécnica internacional llamada ABCDE que debemos seguir:

A. Asimetría de las lesiones o lunares con formas no redondas u ovaladas
B. Bordes irregulares o con prolongaciones
C. Cambios en la coloración. El color del lunar no es uniforme, si no que puede ir desde marrón a rojo o azul.
D. Diámetro: Aumento del tamaño del lunar, sobre todo si mide más de 6 milímetros.
E. Expresión de los síntomas. Si hay picor o sangrado de la mancha.

Prevención del cáncer de piel

Asimismo, los dermatólogos recomiendan unas pequeñas acciones que podemos hacer día a día:

Evitar la exposición solar entre las 12 h. y las 16 h., y broncearnos progresivamente.
Es recomendable usar prendas con filtro para los rayos solares cuando se realicen actividades al aire libre, gafas de sol y gorra.
Utilizar fotoprotectores adaptados a cada tipo de piel, y aplicar el protector solar frecuentemente, especialmente después de cada baño.

El objetivo del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel es concienciar de la importancia de proteger nuestra piel. El equipo de Adeje Salud puede aconsejarte sobre qué protector solar se ajusta más a las necesidades de tu cuerpo o informarte de otros productos relacionados para cuidar tu piel de la exposición solar.