Los beneficios del aceite de coco para las mascotas

El aceite de coco está presente en nuestras vidas desde los años 70 para proporcionarnos beneficios en la piel, el cabello, la pérdida de peso o incluso con el estrés. Sin embargo, el aceite de coco da un paso más allá y los beneficios que aportan a los animales se han ido acentuando cada vez más.

Este remedio natural está compuesto por ácido láurico, útil en el tratamiento de bacterias y virus que causan enfermedades tales como gripe, citomegalovirus, herpes y hasta VIH.

Tras la realización de varios estudios, tanto a humanos como a animales, se llegó a la conclusión de que este mismo ácido protege y ofrece los mismos beneficios a ambos.

Una apreciación a tener en cuenta es la necesidad de que al consumir y utilizarlo, es de vital importancia que se trate de un aceite de coco orgánico prensado en frío. En caso de que no fuese así, no resultaría efectivo puesto que no cuenta con los ácidos y nutrientes que se necesitan.

Una de las alternativas para utilizar el aceite de coco en animales puede ser como un suplemento nutricional. En este caso, cuenta con diversos beneficios. Por un parte, ayuda con la eliminación de bolas de pelo, así como el alivio de desórdenes digestivos. También favorece la estabilización del metabolismo y una mejor absorción de nutrientes. Y además, ayuda a nuestra mascota con el mal aliento.

En cuanto al sistema inmunológico, no solo es eficaz en nuestro organismo, sino también en el de nuestros peludos compañeros. Para empezar, tiene propiedades antimicrobianas naturales que ayudan a prevenir y curar enfermedades e infecciones bacterianas, víricas y fúngicas. Mantiene los niveles de insulina y ayuda a controlar el peso y la artritis. Además, cuando se aplica de manera tópica, desinfecta y cura las heridas y los cortes.

Por último, hay que tener en cuenta que todo en exceso es malo, y esto se aplica al aceite de coco también. Aportar demasiado en la dieta de tu mascota puede provocar heces blancas y diarreas. Para ello, hay que ajustar una cantidad moderada en su alimentación. Se recomienda mezclar el aceite de coco con los alimentos que vaya a consumir. Para perros y gatos, su porción va en función de su talla: una cucharada pequeña por cada 5 kilos de peso al día, y una cucharada grande para perros y gatos de unos 15 kilos; para pájaros, se recomienda una porción de 2 gramos; y para caballos o animales de peso grande, entre unos 100-300 gramos al día.

Como hemos podido comprobar, son innumerables los usos que hoy en día podemos extraer del aceite de coco, y no sólo en el cuerpo humano, sino que nuestras mascotas también pueden disfrutar de estos beneficios que les ayudarán tanto interior como exteriormente. Recuerda que podrás encontrar aceite de coco en Adeje Salud y que estaremos encantados de resolver cualquier duda que tengas acerca de este producto.

aceite de coco 2