Los cereales son un alimento fundamental y riquísimo en infinidad de nutrientes, que han de estar presentes y formar una parte básica de nuestra alimentación diaria. Nuestro cuerpo necesita muchas de sus propiedades para poder desarrollar sus funciones.

Hay una gran variedad de cereales, cada uno de ellos con diferentes beneficios que aportar a nuestra salud, como hidratos de carbono, minerales y vitaminas. Contienen almidón, que es el principal componente de los alimentos consumidos por los humanos. El germen de sus semillas contiene lípidos que permiten la extracción de aceite vegetal. Su cáscara está formada por celulosa y algunos de ellos contienen gluten, una proteína indispensable para que se pueda hacer el pan.

Es importante saber cuál elegir en función de nuestro día a día y de lo que necesitemos aportar a nuestro cuerpo. Además una persona adulta y un niño tienen necesidades muy diferentes. Un niño requiere muchos hidratos para obtener energía, minerales como el hierro o el zinc que le ayuden a rendir mejor en la escuela y vitaminas que le aporten una salud fuerte y que eviten que enferme. Mientras que los cereales para un adulto han de contener menos cantidad de hidratos y menos proteínas y azúcares, como por ejemplo los que tienen un alto contenido en fibra o los integrales, que aportan menos grasas pero mantienen los nutrientes esenciales.

De los diferentes tipos de cereales, el trigo y el arroz son los más equilibrados que existen. También se pueden destacar algunos como la avena, que es el cereal más rico en proteínas y tiene un alto contenido en vitaminas del complejo B y minerales. Aporta mucha energía por lo que es perfecto para el frío y para personas que desarrollan mucha actividad, como niños, jóvenes y deportistas. Además está indicado para el sistema nervioso, la pérdida de memoria, la impotencia y la frigidez.

También están los diferentes tipos de arroz, el glutinoso, el integral y el salvaje. Cada uno de ellos con diferentes beneficios que aportar. El glutinoso tiene más proteínas y grasas, por lo que es bueno para aumentar de peso, es energético y fortifica. El integral es una importante fuente de vitaminas y minerales; y es muy bueno para los intestinos, el sistema respiratorio, el sistema nervioso, el cerebro, los ojos, la piel y el cabello. Mientras que el salvaje, además de ser una buena fuente de proteínas, es diurético y beneficia a los riñones y la vejiga.

En cuanto a los integrales, destacan la quinoa con proteínas, fibras, grasas y más calcio que la leche; o los diferentes tipos de trigo, como el integral y el sarraceno.

Dicho esto y conociendo las múltiples características de estos alimentos y su poder curativo y preventivo, cabe destacar la importancia y las diversas ventajas de elaborar los copos de cereales en casa, con un molinillo eléctrico o manual. De esta forma, los cereales preservarán sus nutrientes en mejores condiciones, libres de oxidación y del enranciamiento de las grasas. El grano sin moler puede guardarse indefinidamente, basta con mantenerlo en contenedores herméticos, en un lugar fresco y seco.

Existen alternativas cómodas y funcionales para aquellas personas que quieren obtener sus copos de cereales y consumirlos recién molidos en su propia casa, con todas sus propiedades intactas. Y los cereales se pueden moler gruesos o finos, dependiendo del uso que se les quiera dar. Por este motivo, cada vez existen más personas que buscan una mayor calidad nutricional natural y optan por utilizar molinos caseros. Nos puedes preguntar en la farmacia, que estaremos encantados en aconsejarte y ayudarte.

Molinillo Cereales Molinillo de Cereales